Disúrbia
Bitàcora sobre la disciplina urbanística a les Illes Balears
Inicio > Historias > Palma: el Consell exige al club demoler la grada para legalizar Son Bibiloni

Palma: el Consell exige al club demoler la grada para legalizar Son Bibiloni

(Diario de Mallorca, 24/01/2014)

Catalina Terrassa, secretaria técnica de Urbanismo, descarta salvar la tribuna mediante una decisión política porque "incumple la ley" - El Mallorca no se da por enterado hasta no tener constancia oficial de la orden de la institución insular

M. Adrover/J. Bauzà. Palma. El Consell de Mallorca exige al Real Mallorca demoler la grada para poder legalizar las ampliaciones urbanísticas acometidas de forma irregular en la ciudad deportiva de Son Bibiloni. Catalina Terrassa, secretaria técnica de Urbanismo del Consell, aseguró ayer a este periódico que "se les ha pedido que realicen un expediente de legalización del complejo que incluya suprimir la tribuna". El Mallorca tenía permiso para edificar un máximo de 1.700 metros cuadrados y construyó casi 4.000.

El apoderado y director general del club, Miguel Blum, rechazó hacer valoraciones alegando que el club no tenía constancia oficial de la orden del Consell. De este modo, la institución bermellona no se da todavía por enterada de la exigencia de derribar la grada de Son Bibiloni.

Tal y como adelantó ayer DIARIO de MALLORCA, los técnicos del Consell consideran que la tribuna de Son Bibiloni invade la franja de servitud de 18 metros de la carretera de Sóller, ya que en el proyecto inicial la grada estaba ubicada en el otro lado del campo central de la ciudad deportiva. Terrassa descartó que el Consell evite la demolición de la tribuna de 800 metros cuadrados mediante una decisión política que pase por encima de los informes de los técnicos: "En ningún momento podemos aconsejar tomar un acuerdo político sobre esta cuestión porque la tribuna incumple la ley y se debe suprimir". La secretaria técnica de urbanismo apuntó que se ha decidido suspender la petición del Mallorca para ampliar las instalaciones construyendo una residencia para jugadores con capacidad para 70 plazas.

El Real Mallorca solicitó en 2013 permiso al Consell para ampliar las dependencias de su Ciudad Deportiva de Son Bibiloni para poder construir la residencia de jugadores. La institución insular solicitó, como es preceptivo, un informe al departamento de Carreteras. A raíz de este documento se descubrió que la tribuna debía estar ubicada en la otra parte del estadio y no junto a la carretera. Todas las vías cuentan con una zona de servitud de protección. Asimismo, el club pretendía construir un campo de arena para facilitar la recuperación de futbolistas lesionados.
Los 800 metros cuadrados de grada, que cuanta con cuatro vestuarios en su interior, invade gran parte de esta franja. Al descubrir esta circunstancia, los técnicos de carreteras del Consell emitieron informe desfavorable al proyecto.

En 1999, año en que se concedió el interés general para que el Mallorca levantara su ciudad deportiva en suelo rústico, se autorizó poder construir un máximo de 1.700 metros cuadrados de edificios en Son Bibiloni. Al revisar el expediente de la ciudad deportiva a raíz de la residencia de jugadores, los técnicos de la institución insular detectaron que el equipo mallorquinista edificó casi 4.000 metros cuadrados, además de los campos de fútbol. En concreto, descubrieron, según detalla el informe técnico, unos 2.000 metros cuadrados irregulares.
En todo caso Terrassa reconoció que existen dudas sobre las licencias de obra concedidas por el ayuntamiento de Palma para la primera ampliación de la Ciudad Deportiva.

Según explicaron fuentes del Consell, el todavía presidente del Mallorca, Biel Cerdà, llevaba personalmente el tema urbanístico de la ampliación de Son Bibiloni.

Sin embargo Cerdà ha perdido todo su poder ejecutivo y el club deberá buscar un interlocutor válido para negociar con los técnicos del Consell. El pollencí es consejero, en teoría responsable del área de Patrimonio, pero se da por descontado que tanto Serra Ferrer como Utz Claassen impedirán al presidente participar en este proceso.

Lo normal es que sean los dos nuevos apoderados, Miguel Blum y Tolo Martorell, los que asuman la iniciativa una vez lean el informe elaborado por los técnicos del Consell. En todo caso parece muy complicado que puedan salvar una grada con capacidad para algo más de mil personas y que acoge a los espectadores de los partidos del filial y el fútbol base.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://disurbia.blogalia.com//trackbacks/74269

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.81.108.205 (8a2d75aa7a)
Comentario





		

Arxius

<Octubre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
29 30 31        

Categories

  • Eivissa i Formentera
  • Especial
  • Mallorca
  • Menorca
  • Operacio Voramar
  • Suprainsular
  • Etiquetes

    Llista d'etiquetes

    Documents

  • Altres infraccions
  • Notícies d'anys anteriors
  • Què és Disúrbia?
  • Recopilacions de notícies
  • Cercador de Disúrbia:


    Disúrbia. Recull de notícies 2000-2004
    Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

    Blogalia

    Blogalia