Disúrbia
Bitàcora sobre la disciplina urbanística a les Illes Balears
Inicio > Historias > Palma: Cristina no se rinde nunca

Palma: Cristina no se rinde nunca

(Diario de Mallorca, 18/04/2013)

La vecina del edificio Pelícano que se ató al balcón de casa seguirá pleiteando para evitar que sustituyan la característica barandilla de color azul marino de su fachada

Aitor F. Vallespir. Palma Cristina Amunategui quiere que su balcón se quede como está. Esta vecina del edificio Pelícano del barrio de Sant Agustí, que se hizo famosa el mes pasado por atarse al balcón de casa, asegura que seguirá pleiteando en los tribunales para evitar que sustituyan la barandilla de su terraza.

Los balcones del bloque de viviendas están compuestos por unos barrotes metálicos de sección circular y formas curvas y están pintados de un característico color azul marino. "Es un estilo de balcón muy mediterráneo, como los que hay en Grecia o Italia. El arquitecto que diseñó estas viviendas quiso dar esa singularidad a los balcones y ahora se la quieren cargar", dice Amunategui.

Desde su terraza tiene unas vistas privilegiadas de la bahía de Palma. La playa de Cala Major, el palacio de Marivent o la escollera de Calanova son algunos de los enclaves que contempla la vecina sin salir de su vivienda, que está en la zona de servitud del dominio público marítimo-terrestre, es decir, que tiene una protección legal especial. De hecho, para hacer obras hace falta el permiso del departamento de Urbanismo del Consell de Mallorca, del ayuntamiento de Palma y de la Demarcación de Costas en Balears.

Según explica Amunategui, la comunidad de propietarios y la administradora de la finca han querido saltarse esos cauces legales "a sabiendas, porque saben que sin hacen trampas no les habrían dado permiso" para cometer lo que ella califica de "ilegalidad urbanística gravísima".

No se volverá a atar

De los 120 balcones azules que había en el edificio Pelícano solo quedan dos a día de hoy. Uno es el de Amunategui y el otro es de Emilia Veira, otra vecina que también se resiste a cambiarlo.

Cuando las mujeres se ataron a los balcones de sus casas a principios de marzo, los obreros querían entrar a cambiar los hierros azules por orden de la comunidad de propietarios. Ellas se negaron, opusieron resistencia y llamaron a la policía para que comprobara que "no había licencia para sustituir el balcón, sino solo para repararlo".

Amunategui asegura que no volvería a atarse al balcón, pero, si les volvieran a enviar a los paletas, llamaría de nuevo a la patrulla verde de la Policía Local de Palma "para que se demuestre que no hay licencia para esas obras".

Aunque ya lleva un lustro entre denuncias y juicios, Amunategui lo tiene claro: "No cambiarán la barandilla de mi casa salvo que lo hagan a la fuerza. No voy a parar hasta demostrar que han hecho las cosas mal y lo denunciaré ante el Tribunal Constitucional o el Tribunal de Estrasburgo si hace falta".

Un matiz que lo cambia todo: ¿reparación o sustitución de las barandillas?

A. F. VALLESPIR PALMA. Pocas veces una palabra fue tan crucial en la cuestión. La comunidad de propietarios quiere sustituir las barandillas de los balcones, pero la licencia que otorgó el Consell es para repararlas. A eso se aferra la combativa vecina del edificio Pelícano para alegar que no pueden retirarle los barrotes metálicos de color azul. Amunategui también argumenta que la licencia tiene "irregularidades", ya que fue concedida para los balcones de la "fachada principal que da a la calle", según el permiso del ejecutivo insular, y no de la fachada que da al mar, que es donde está su barandilla.

Además, según afirma la vecina, los responsables de la comunidad de propietarios solicitaron licencia de obra menor para una vivienda cercana de la calle de Joan Miró, en vez de hacerlo para el edificio Pelícano. "Ellos saben que si hubiesen hecho las cosas como toca y hubiesen pedido el permiso para la fachada que da al mar nunca se lo habrían concedido, porque están alterando la estética del edificio", arguye Amunategui.

2013-04-18 | Etiquetes: , , | Categories: Mallorca | Enllaç

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://disurbia.blogalia.com//trackbacks/73283

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.139.105 (8476230961)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?





		

Arxius

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Categories

  • Eivissa i Formentera
  • Especial
  • Mallorca
  • Menorca
  • Operacio Voramar
  • Suprainsular
  • Etiquetes

    Llista d'etiquetes

    Documents

  • Altres infraccions
  • Notícies d'anys anteriors
  • Què és Disúrbia?
  • Recopilacions de notícies
  • Cercador de Disúrbia:


    Disúrbia. Recull de notícies 2000-2004
    Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

    Blogalia

    Blogalia