Disúrbia
Bitàcora sobre la disciplina urbanística a les Illes Balears
Inicio > Historias > El jefe de la trama Gürtel quería sobornar al aparejador de Sant Joan para legalizar su chalet

El jefe de la trama Gürtel quería sobornar al aparejador de Sant Joan para legalizar su chalet

(Diario de Ibiza, 8/10/2009)

El sumario revela también que Francisco Correa intentó sin éxito hablar con el conseller balear de Obras Públicas para que mediara para desbloquear la obra, que había sido paralizada

El cabecilla de la trama Gürtel de corrupción política, Francisco Correa, pretendía a finales del año pasado, pocos meses antes de ser detenido, sobornar al aparejador municipal de Sant Joan para que le permitiera reanudar las obras en un chalet que había sido paralizado, según se desprende de las grabaciones efectuadas por la Policía. El sumario que instruye la Justicia revela que el arquitecto de esa vivienda, Josep Torres, sugirió a Correa que hablara con el conseller balear de Obras Públicas para convencer al aparejador. El jefe de la trama llegó a enviarle dos mensajes de voz a su teléfono móvil, según la investigación.

MADRID/IBIZA | J. LL. F. / EUROPA PRESS El principal imputado de la trama Gürtel, el empresario Francisco Correa, pretendía sobornar al aparejador municipal de Sant Joan para que encubriera las ilegalidades de las obras que había efectuado en la vivienda que el empresario detenido posee en Punta Grossa, en sa Cala de Sant Vicent, y eludir así la orden de paralización que pesaba sobre los trabajos. También, y por recomendación del arquitecto ibicenco Josep Torres, que dirigía las obras, intentó hablar con el conseller balear de Obras Públicas del Govern, Jaume Carbonero, para que éste influyera sobre dicho técnico municipal.

La necesidad de hacer regalos caros al aparejador aparece insistentemente en boca de Correa en varias conservaciones incluidas en el sumario. «Correa valora la posibilidad de llevar un reloj (Cartier o Rolex) o bien un sobre con 6.000 euros al aparejador con el fin de que dé el visto bueno a las obras», recoge un informe policial. En una de las conversaciones intervenidas por orden judicial, Correa charla con uno de sus colaboradores, llamado Julio:
– Correa: Ya le he dicho yo, Pepe [Torres, el arquitecto de las obras], mira, si tenemos que regalarle un Cartier o un Rolex al aparejador, se lo regalamos.
– Julio: Un jamón por lo menos.
–Correa: Un jamón, no, un buen reloj, sí, yo ya de perdidos al río, gastarte 3.000 o 4.000 euros
...
–Correa: Ponerle lo que sea, lo que he dicho yo, tío, un buen regalo o le doy un sobre con 6.000 euros.

Entre las conversaciones telefónicas transcritas en el sumario del caso, cuyo secreto fue levantado parcialmente el pasado martes, aparece también una conversación entre Correa y su arquitecto ibicenco, Josep Torres –el mismo que diseñó la mansión ilegal de Michael Cretu–, en la que éste le informa de que el Consell de Ibiza ha denunciado el «exceso de edificación» en relación al proyecto inicial de la vivienda de Correa, y por eso las obras están paralizadas.

El arquitecto da cuenta entonces a Correa de las gestiones realizadas y le comenta que hay dos vías para resolver la situación. La primera, la «vía normal», consiste en la «elaboración de un informe que ya ha presentado al Consistorio para que el aparejador diga que la construcción está dentro de la legalidad, es decir, de acuerdo con la licencia de obra y lo remita al Consell». Y la segunda, consiste en proponer a Jaume Carbonero, conseller de Obras Públicas y Vivienda del Govern, a quien identifican erróneamente como miembro de IU–, para que «éste intermedie con el fin de desbloquear la situación».

El jefe de la trama Gürtel y el arquitecto ibicenco Josep Torres conversan el 31 de octubre del año pasado y dialogan sobre la situación. Torres comenta literalmente que el área urbanística del Consell de Ibiza «está en manos de IU, que invade a los ayuntamientos con denuncias sobre muchas obras y envían celadores a los municipios».

En ese momento, Correa pregunta a Torres si procede a hacer «las gestiones con Izquierda Unida» (refiriéndose a Carbonero), a lo que Torres le dice: «No, todavía no». En ese momento, el empresario responde: «Vale, porque tenemos ahí al máximo, al número uno, para que llame a Ibiza y diga: Oye no toques los cojones aquí». Justo después, el arquitecto le pregunta: «¿Quién es el Maxi?». «El máximo mandatario», apostilla Correa. «Ah, él», dice Torres, a lo que correa vuelve a decir: «El número uno. Para que llame allí y diga, oye, no toques los cojones aquí ¿eh? Es mucho más interesante hacer negocios con IU que con el PSOE o el PP, para que lo sepas», recoge el sumario en la relación de llamadas intervenidas al líder de la trama, lo que se interpreta como un intento de tráfico de influencias.

Mensajes de voz a Carbonero

Según recoge el sumario de la investigación, Correa llamó el día 4 de noviembre del año pasado al conseller balear con el fin de que «éste influya para conseguir una resolución favorable por parte de un funcionario público». No pudo hablar con él y le dejó un mensaje en el buzón de voz: «Soy Paco Correa, ¿te acuerdas de mí? Me imagino que sí, soy el de la casa de Punta Grossa, que el Consell en principio nos ha parado la obra. Bueno, me gustaría hablar contigo para cambiar impresiones y sobre todo para que des instrucciones al aparejador de tu ayuntamiento para que haga la visita con Pepe Torres de que no nos hemos salido de la licencia, que no estamos construyendo más edificabilidad, estamos en lo permitido, te pediría por favor que me llamaras si eres tan amable», recoge el extracto del mensaje de voz intervenido.

El sumario señala que Correa volvió a llamar a Carbonero el 8 de noviembre, y le dejó otro mensaje de voz, donde reconoce que la casa de Punta Grossa es suya, que ha sido paralizada por el Consell y que necesita que vaya el aparejador para verificar que todo es correcto. Le dice que le gustaría hablar con él y le gustaría que fuera el aparejador, que se desplace a Ibiza y que por favor se ocupe, que lleva cuatro años con la casa parada.

Anteriormente, el 5 de noviembre de 2008 –tres meses antes de ser detenido–, Correa apunta que si localiza a Jaume [Carbonero], «coge una avioneta y se marcha a Ibiza, y en una conversación con Torres, éste le da el número de teléfono de Jaume», un número que según el Govern jamás ha pertenecido al conseller.

El alcalde, el conseller y el aparejador niegan que hablaran con Correa

IBIZA | J. LL. FERRER Tanto el aparejador municipal de Sant Joan como el alcalde de este municipio, Antoni Marí, y el conseller balear de Vivienda, Jaume Carbonero, afirmaron ayer por la noche que nunca han mantenido contacto alguno con el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, ni con ningún intermediario suyo. Además, el alcalde de Sant Joan aclaró que no fue el Consell, sino él mismo quien paralizó la citada obra de Punta Grossa, al exceder los trabajos el permiso de reforma que tenían autorizado.

La conselleria de Vivienda y Obras Públicas del Govern emitió una breve nota en la que afirma que Carbonero «no ha tenido ninguna relación telefónica ni personal con las personas que se mencionan» en la investigación judicial. Además, «en el sumario queda de manifiesto que en ningún momento existió contacto ni identificación de las citadas llamadas». Y, además, «el número de teléfono que aparece en el sumario no corresponde ni ha sido nunca del conseller de Vivienda y Obras Públicas», hecho éste que causó especial sorpresa en la conselleria, donde aseguraron desconocer a quién pertenece el número al que Correa envió los mensajes.

El alcalde, Antoni Marí, dijo que sólo vio una vez, en un restaurante de sa Cala a Francisco Correa, pero dijo que no ha hablado con él. En cuanto a la obra, «comprobamos que hicieron más de lo legalmente autorizado y, ni cortos ni perezosos, la paralizamos». Afirmó que este caso ha sido tratado «exactamente igual» que cualquier otro caso de infracción urbanística.

Por su parte, el aparejador de Sant Joan afirmó a este periódico que jamás recibió insinuación alguna de soborno, «ni la hubiera consentido». De hecho, el técnico recordó que la obra continúa paralizada y el expediente de infracción urbanística sigue tramitándose en el Ayuntamiento.

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://disurbia.blogalia.com//trackbacks/64749

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.80.29.228 (07cc067478)
Comentario





		

Arxius

<Abril 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

Categories

  • Eivissa i Formentera
  • Especial
  • Mallorca
  • Menorca
  • Operacio Voramar
  • Suprainsular
  • Etiquetes

    Llista d'etiquetes

    Documents

  • Altres infraccions
  • Notícies d'anys anteriors
  • Què és Disúrbia?
  • Recopilacions de notícies
  • Cercador de Disúrbia:


    Disúrbia. Recull de notícies 2000-2004
    Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

    Blogalia

    Blogalia