Disúrbia
Bitàcora sobre la disciplina urbanística a les Illes Balears
Inicio > Historias > Sant Josep: operación policial sin precedentes

Sant Josep: operación policial sin precedentes

(Diario de Ibiza, 7/10/2008)

 A las 9 horas se activaba el dispositivo policial con la entrada en el despacho del ex arquitecto municipal en Vila. Durante todo el día se registró la documentación y se bloquearon cuentas bancarias en una operación nunca vista antes en la isla contra la corrupción

EIVISSA | J. LL. Ferrer/ E. RODRÍGUEZ
Un amplio dispositivo policial, con el apoyo de 30 agentes de la Guardia Civil desplazados desde Mallorca, en una operación sin precedentes en la isla por un supuesto caso de corrupción urbanística, recogió información de todo tipo del caso Huerta en los registros efectuados a lo largo de todo el día en el despacho del ex arquitecto municipal, en el Paseo Juan Carlos I, y en el Ayuntamiento de Sant Josep. También estaba previsto registrar el domicilio del hijo (Antonio Huerta) y la nuera (Pilar Fernández) del ex arquitecto municipal, los dos detenidos, pero a última hora de la tarde la investigación seguía centrada en el estudio y el Consistorio. El Juzgado de Instrucción número tres de Eivissa expidió órdenes judiciales para que los agentes pudieran pedir en sucursales bancarias datos sobre la actividad financiera del despacho y bloquear cuentas.

La operación arrancó a las 9 horas cuando el despacho de Huerta, que se convirtió en el epicentro de la llamada `Operación Pitiusa´, abría sus puertas. Casi media hora antes llegaban a las inmediaciones del estudio, situado a la altura de la rotonda de entrada del puerto de Botafoc, un coche patrulla de la Guardia Civil y un vehículo monovolumen sin distintivos del cuerpo con agentes de la Policía Judicial en su interior. A primera hora, los agentes no encontraron en el interior del despacho ni al ex arquitecto municipal Antonio Huerta, que se halla fuera de la isla, ni a su hijo, también Antonio Huerta, ni a la pareja de éste, Pilar Fernández. No obstante, Antonio Huerta hijo llegaba a la oficina a las 10,15 horas y un cuarto de hora después entraba Pilar Fernández.

A partir de ese momento, se iniciaba una actividad frenética de entrada y salida de policías judiciales del despacho de Huerta, con la llegada, además, de agentes de Aduanas. Se llegaron a concentrar más de una decena de efectivos de la Guardia Civil en las tareas de revisión y recogida de papeles, supervisadas por la secretaria del Juzgado de Instrucción número 3. Los agentes se incautaron de muchos papeles, que sacaron por la tarde en cajas, y de al menos cinco discos duros de los ordenadores del estudio. Paralelamente, sobre las 10,45 horas, otras dos patrullas de agentes accedían al Ayuntamiento de Sant Josep para recoger más información de los expedientes tramitados por el ex arquitecto municipal. Estos dos registros se prolongaron durante toda el día, hasta entrada la noche.

A las 11 horas, dos agentes de la policía judicial de la Guardia Civil entraban en la sucursal bancaria situada junto al despacho de arquitectos de Huerta con una orden judicial en mano para recoger información de la actividad financiera del despacho y, supuestamente, ordenar el bloqueo de las cuentas. A las 14 horas, cinco horas después del inicio de la operación, llegaba a la oficina un repartidor de pizzas. Poco después, Pilar Fernández abandonaba el despacho en su propio coche. Una agente de la Benemérita ocupaba el asiento del copiloto y varios coches con agentes la seguían. La arquitecta salía con dos cajas de pizzas en la mano. El registro continuaba en el interior del despacho con la presencia de su pareja. Sobre las 15,30 horas, la secretaria judicial decidió interrumpir el registro hasta la tarde. Antonio Huerta hijo salía del estudio y entraba en uno de los coches patrulla de la Guardia Civil.

La secretaria judicial había convocado de nuevo a los agentes y a los arquitectos a las 16,45 horas para seguir adelante con la inspección del despacho. Un cuarto de hora antes de la hora señalada, llegaba al despacho el abogado de Huerta, que acaba de aterrizar en la isla procedente de Asturias, según él mismo comentaba a los agentes. El letrado rehusó hacer ningún comentario a la prensa. Fernández también volvía al despacho y, al igual que por la mañana, se marchó antes que Huerta acompañada por agentes. A última hora de la tarde, los efectivos policiales cargaban en el monovolumen las cajas con los documentos recogidos. En el Ayuntamiento, en cambio, no hubo tiempo suficiente para culminar el registro y las cajas se quedaron dentro.

2008-10-07 | Etiquetes: , , , | Categories: Eivissa i Formentera | Enllaç

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://disurbia.blogalia.com//trackbacks/59853

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.146.50.80 (b66e40f9b4)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?





		

Arxius

<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Categories

  • Eivissa i Formentera
  • Especial
  • Mallorca
  • Menorca
  • Operacio Voramar
  • Suprainsular
  • Etiquetes

    Llista d'etiquetes

    Documents

  • Altres infraccions
  • Notícies d'anys anteriors
  • Què és Disúrbia?
  • Recopilacions de notícies
  • Cercador de Disúrbia:


    Disúrbia. Recull de notícies 2000-2004
    Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

    Blogalia

    Blogalia