Disúrbia
Bitàcora sobre la disciplina urbanística a les Illes Balears
Inicio > Historias > Sant Antoni: la dueña de la barrera de Cala Saladeta defiende su legalidad

Sant Antoni: la dueña de la barrera de Cala Saladeta defiende su legalidad

(Diario de Ibiza, 1/08/2008)

Asegura que la licencia de la obra fue concedida por silencio administrativo ante la falta de respuesta del Ayuntamiento. Reitera que es un camino privado

Sant Antoni | J. Ll. F. La propietaria de la finca en la que se encuentra la barrera del camino de Cala Saladeta, Rosa María Esteva, negó ayer que dicha obra se haya realizado sin la correspondiente licencia, como sostiene el Ayuntamiento, puesto que ésta fue otorgada por silencio administrativo después de que el Consistorio no atendiera los escritos enviados. Esteva invoca la misma legislación que ha utilizado el Ayuntamiento para retirar la valla, y que afirma que «si la licencia instada se refiere a obras o instalaciones menores, se entenderá otorgada por silencio administrativo».

La dueña de la finca recuerda los numerosos trámites efectuados ante el Ayuntamiento, atendiendo a los requerimientos efectuados por el Consistorio entre 2006 y 2007. «El Ayuntamiento no puede alegar desconocimiento alguno de estos hechos, ya que, mediante otro escrito de 26 de octubre de 2007, se notificó que, habiendo quedado otorgada la licencia por ministerio de la ley, se procedía a iniciar las obras de construcción de la cancela corredera», señala Rosa María Esteva, que añade: «El Ayuntamiento pudo denegar dicha licencia con anterioridad si creía que había motivos para ello, pero no lo hizo».

Del mismo modo, la dueña de la finca recuerda que «el camino no accede a la Cala Saladeta» y, además, «es un camino privado que no conecta con ningún camino ni espacio público». A pesar de ello, Esteva señala que ha entregado al Ayuntamiento el número de la combinación del candado para poder abrir en situaciones de emergencia.

Además de reiterar que «nunca se cerró el paso peatonal», puesto que la barrera sólo impedía el acceso de coches, la dueña del terreno explicó que «el acceso de vehículos a Cala Saladeta no tiene ningún sentido, ya que no existe espacio para estacionarlos, por lo que en realidad estacionan en mi finca, obstaculizando el paso por el camino».

Rosa Esteva acusa al arquitecto Bernard Rustige, vecino de la zona, de influir sobre el alcalde, pese a que dicho arquitecto «ha hecho un camino que no existía, estropeando el paisaje y cerrándolo con un candado».

2008-08-01 | Etiquetes: , , | Categories: Eivissa i Formentera | Enllaç

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://disurbia.blogalia.com//trackbacks/58777

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.163.210.170 (f1b1af664d)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?





		

Arxius

<Diciembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
             

Categories

  • Eivissa i Formentera
  • Especial
  • Mallorca
  • Menorca
  • Operacio Voramar
  • Suprainsular
  • Etiquetes

    Llista d'etiquetes

    Documents

  • Altres infraccions
  • Notícies d'anys anteriors
  • Què és Disúrbia?
  • Recopilacions de notícies
  • Cercador de Disúrbia:


    Disúrbia. Recull de notícies 2000-2004
    Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

    Blogalia

    Blogalia