Disúrbia
Bitàcora sobre la disciplina urbanística a les Illes Balears
Inicio > Historias > Palma: denuncian a un vecino por construir un palomar ilegal en el patio de una finca

Palma: denuncian a un vecino por construir un palomar ilegal en el patio de una finca

(Diario de Mallorca, 10/02/2008)

Los integrantes de la comunidad acusan a Cort de "pasotismo" y de "no hacer nada" por ellos

MÓNICA G. DOARTE. PALMA. Los propietarios de la finca ubicada en el número 33 de la calle Tomás Aguiló Forteza, del barrio de Son Cotoner, denuncian que desde hace un año están viviendo un "calvario" por culpa de un vecino que ha construido un palomar en el patio de la finca. Además está realizando reformas en dos locales comerciales ubicados en los bajos del edificio, pese a que cuando comenzó ambas actuaciones no tenía licencia de obras. Sus vecinos aseguran que, recientemente, el denunciado obtuvo la licencia para los locales, pero no así para el palomar, considerado ilegal por la normativa vigente, según ha comprobado este diario.

Los propietarios de la finca, Ángeles Babón, Carmen Garrido y Pascual Pomare, realizaron la primera denuncia en el ayuntamiento de Palma hace casi un año, el 20 de febrero de 2007, tanto en el departamento de Disciplina Urbanística (expediente 187/07), como en el de Sanidad (expediente 14/07).

La "tortura" por la que dicen estar pasando "sin que Cort haga nada pese a que todos los impuestos de la finca están al día" tiene dos vertientes: por un lado, las molestias generadas por las palomas, cuya tenencia en núcleo urbano está prohibido. "Las palomas no nos dejan dormir por el ruido que hacen, y hay días en los que no podemos abrir las ventanas o las galerías de nuestros pisos por el mal olor que provocan", dicen Babón, Garrido y Pomare. Además, subrayan que cuando tienden la ropa "las palomas hacen caca sobre las prendas, sin olvidar además que éstas atraen a las ratas".

Según pudo saber este periódico, el patio interior en el que se ha construido el palomar pertenece a los dos locales comerciales de los bajos, que están a nombre de una sociedad limitada, Inversiones en Inmovilizado, cuyo administrador único es el vecino denunciado. "Antes de realizar la primera denuncia, hicimos una junta de vecinos pero este señor nos dijo que él no quería saber nada de la comunidad pues los locales pertenecían a una empresa, que él era empleado de esa empresa, y que ésta le permitía hacer en los locales lo que él quisiera", detalla Ángeles Babón.

De acuerdo a las escrituras, los propietarios tienen derecho de acceso al patio de la finca (aunque el denunciado se lo prohibió sin darles ninguna explicación, según relatan) por encontrarse allí un aljibe comunitario y la caseta del grupo de presión, "donde este señor construyó otro palomar", aseguran los propietarios. Por ello acusan a Cort de "pasotismo", al tiempo que le culpan de permitir que este señor "haga lo que quiera sin que nadie mueva un dedo pese a que la suspensión de las obras del palomar ya está publicada en el BOIB".

Contraataque de denuncias

Por otro lado, los vecinos dicen que, en una especie de contraataque, el constructor del palomar ilegal comenzó a denunciarles a ellos por cosas "irrisorias", según Babón: "Nos ha denunciado por pintarle el coche con pintura verde, la misma con la que está pintado el portal de nuestra finca, lo cual es mentira; o por tender ropa húmeda en la parte de atrás de nuestros pisos y molestar a sus palomas con las gotas de agua que caen".

En un par de semanas, se realizará un juicio rápido para resolver el expediente abierto en Sanidad, referente a la prohibición de tener palomas en el núcleo urbano. El otro expediente, abierto por la construcción ilegal del palomar, "no está considerado como urgente por lo que no se sabe cuándo se celebrará el juicio", afirman los vecinos denunciantes.


El departamento de Disciplina Urbanística de Cort, ´colapsado´
"Estamos colapsados, no damos abasto pues estamos tramitando unos 8.000 expedientes y no tenemos los medios más boyantes para ponerlos en marcha de una manera más rápida", afirma una fuente del departamento de Disciplina Urbanística del ayuntamiento de Palma. Dicha fuente aseguró que ese es el motivo por el que los vecinos de la finca de la calle Tomás Aguiló Forteza 33 tuvieron que esperar casi un año para que las obras ilegales en los bajos de dicha finca obtuvieran la licencia. La misma fuente subrayó que ese departamento de Cort está "atascado".

2008-02-10 | Etiquetes: | Categories: Mallorca | Enllaç

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://disurbia.blogalia.com//trackbacks/55469

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.166.152.111 (114904ad0d)
Comentario





		

Arxius

<Agosto 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Categories

  • Eivissa i Formentera
  • Especial
  • Mallorca
  • Menorca
  • Operacio Voramar
  • Suprainsular
  • Etiquetes

    Llista d'etiquetes

    Documents

  • Altres infraccions
  • Notícies d'anys anteriors
  • Què és Disúrbia?
  • Recopilacions de notícies
  • Cercador de Disúrbia:


    Disúrbia. Recull de notícies 2000-2004
    Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

    Blogalia

    Blogalia